Una lágrima oculta

lagrimas_san_pedro. El Greco
Lágrimas de San Pedro. El Greco

De pequeño era fácil llorar, al nacer, al reír y al dar alguna que otra perreta. Era fácil y reconfortante, terminaba en un sollozo entrecortado y el infinito abrazo de mi madre. Aún recuerdo la primera vez que lloré de tristeza, no llegaba a los tres años y frente al televisor comprendí la amargura del Patico Feo, del desamor y lo injusto, “…lloraba porque era feo y nadie lo quería”.

Fui creciendo y entendí que una película era solo eso, maldita la hora en que comprendí, en que comencé a perderme… La calle, con sus complejos, trató de mostrarme que los hombres no lloran y aunque en los momentos más duros ese abrazo maternal, que en otros tiempos tratara de calmar el llanto, intentara hacerlo salir en busca de mi alivio, fue realmente la vida la que secó mis lágrimas y ahogó el sollozo. Continúa leyendo “Una lágrima oculta”

Héroes

Abrazo. Oswaldo Guayasamín.
Abrazo. Oswaldo Guayasamín

Un héroe no es la utópica distorsión de la fuerza, ni la paleta de matices de una moda con la ropa interior por fura del vestido. Un héroe a veces, solo a veces, no tiene las fuerzas suficientes para sí mismo y viste como tú y como yo, con lo que tiene, con lo que puede, y lo hace de un modo más cuerdo.

Un héroe no repara las cosas volviendo a tras el tiempo, disparando rayos, atravesando cuerpos. No puede, aunque quisiera, borrar el pasado o la memoria. Un héroe crea y resuelve los problemas con sus propias manos, levanta sobre las cenizas del pasado un pequeño presente e idea el mejor de los futuros. De seguro lo hemos hecho, lo hacemos. Continúa leyendo “Héroes”

Deportistas extremos

Salvador Dali el nacimiento del hombre nuevo.
…el nacimiento del hombre nuevo. Salvador Dalí

Ese team de sorprendentes locos, casi sobrehumanos, amantes de la vida y soñadores eternos. Quién pudiera lograr tales proezas, nos preguntamos a veces, en ocasiones con un tono de deseo y necesidad que calificamos de sana envidia aquellos que, puede que indecisos, aún no nos conformamos. Esos irresponsables, irrespetuosos del valor de la vida, los llaman aquellos que aquí no constarán porque no me interesan.

Riesgo, primera palabra para el no tan valiente o cuerdo conservador; pasión para el loco conquistador atrevido y sacrifico para el materialista dogmático. Deporte para los simplistas y extremo para los videntes de barreras, adrenalina para los adictos.

Si me preguntas a mí es vida, no el simple respirar o la contradictoria interrogante de ser o estar. Es esa eterna valentía de saltar cada día de la cama y no precisamente hacia el piso, sino a otro día más, ese de incer Continúa leyendo “Deportistas extremos”

Déjà vu

Deja-vu. Agata Buczek
Déja vu. Agata Buczek

En ocasiones tenemos la impresión de reconocer lo nuevo, de haberlo vivido y por algunos segundos quedamos varados en la magia de lo intemporal, lo incierto, en la belleza sutil y seductora de lo inexplicable.

Como el soñar despiertos pero con el plus de lo inesperado, nos arranca una pequeña sonrisa, incrédula pero alegre, energizante. Así, en no pocas mañanas, él experimentaba la vida y continuaba por varias cuadras garrapateando en los registros de su memoria la esquiva confirmación. Continúa leyendo “Déjà vu”

… solo será un beso Parte II.

El pescador y la sirena. Frederick Leighton
El pescador y la sirena. Frederick Leighton

Hoy el beso no ha podido ocultarse, no ha querido privarte de sus ansias y se ha rendido a las ganas que envalentonan, que te hacen atreverte y enfrentar los miedos. Hoy, por solo unos segundos, ha llegado sin antifaz que lo disimule, sin palabrerías que te despisten y sobre todo sin la incertidumbre de si podrás imaginarlo.

Esta tarde se ha llenado de valor o quizás no ha podido soportar el miedo de perderse de ti por sus temores. No sé si coraje o temor, quizás solo se aprovechó de ti, de mí, solo vio la oportunidad de ser egoísta y pensar en él más que en nosotros. Es posible que solamente fuera su egoísmo lo que lo lanzó hacia tu boca. Continúa leyendo “… solo será un beso Parte II.”