Por si no te recuerdo

No Por si no te recuerdopienses mal yo soy así (¡¿despistado?!) ná!, despistado es poco, soy de esos que hoy te pueden amar, odiar o extrañar según te lo hayas ganado o perdido. Sí porque conmigo nadie se tiene que ganar algo, todos tienen el todo hasta que lo pierden.

¿El amor?, eso es otra cosa, de tenerlo lo tengo y hasta me sobra, pero ese sí que hay que ganárselo porque me lo inculcó mamá. Y de qué manera, me lo metió de a poquito entre tanta mierda de este mundo y ni cuenta me di que era tanto, a veces me pesa como maletín sin ruedas, pero al final siempre me arranca una sonrisa. Continúa leyendo “Por si no te recuerdo”

Anuncios

Una lágrima oculta

lagrimas_san_pedro. El Greco
Lágrimas de San Pedro. El Greco

De pequeño era fácil llorar, al nacer, al reír y al dar alguna que otra perreta. Era fácil y reconfortante, terminaba en un sollozo entrecortado y el infinito abrazo de mi madre. Aún recuerdo la primera vez que lloré de tristeza, no llegaba a los tres años y frente al televisor comprendí la amargura del Patico Feo, del desamor y lo injusto, “…lloraba porque era feo y nadie lo quería”.

Fui creciendo y entendí que una película era solo eso, maldita la hora en que comprendí, en que comencé a perderme… La calle, con sus complejos, trató de mostrarme que los hombres no lloran y aunque en los momentos más duros ese abrazo maternal, que en otros tiempos tratara de calmar el llanto, intentara hacerlo salir en busca de mi alivio, fue realmente la vida la que secó mis lágrimas y ahogó el sollozo. Continúa leyendo “Una lágrima oculta”

Héroes

Abrazo. Oswaldo Guayasamín.
Abrazo. Oswaldo Guayasamín

Un héroe no es la utópica distorsión de la fuerza, ni la paleta de matices de una moda con la ropa interior por fura del vestido. Un héroe a veces, solo a veces, no tiene las fuerzas suficientes para sí mismo y viste como tú y como yo, con lo que tiene, con lo que puede, y lo hace de un modo más cuerdo.

Un héroe no repara las cosas volviendo a tras el tiempo, disparando rayos, atravesando cuerpos. No puede, aunque quisiera, borrar el pasado o la memoria. Un héroe crea y resuelve los problemas con sus propias manos, levanta sobre las cenizas del pasado un pequeño presente e idea el mejor de los futuros. De seguro lo hemos hecho, lo hacemos. Continúa leyendo “Héroes”

El niño que soñaba

Érase una vez un piojo, gordito como de a metro, un mocoso atrevido. Con un carácter de mil demonios y un corazón enorme, maldito como todos los de su edad, más de travesuras que de tiempos (¡qué tiempos!).

Desandaba como un bólido los terraplenes que se volverían calles… que terminarían en terraplenes; partiéndose la cabeza y partiendo cabezas también en las inofensivas guerritas a las piedras, libradas en las ruinas de la iglesia de Arrechavaleta, por ese entonces campo de batalla, terreno de bolas, quimbumbia, béisbol y hasta ring de boxeo cuando escasearon las peleas de gallo. Continúa leyendo “El niño que soñaba”