…algo más que un buen café

Ernest Descals. Bodegón
Bodegón. Ernest Descals

El sábado solía ser mi día favorito, no importa si lloviendo o con un sol que raja las piedras. Era ese día en el que después de una cansada semana te ponías las pilas, terminabas las cosas de la casa y a disfrutar del fin de semana, a acostarte bien tarde porque el aburrido domingo te dejaría recuperarte.

 

Mayo, en compañía, me parecía romántico y hasta lo imaginaba con un poquito de frío para disfrutar más el calor ajeno. Pero hoy, no sé por qué, es sábado y mayo se hace presente, después de los normales 32 grados estos 27 se sienten fresquitos pero no me animan.

Por costumbre ingenua me levanto como quince días atrás, hace solo dos semanas y parecen más tiempo. Me hago la estúpida idea de que el no tener que hacer nada en la casa me permitirá disfrutar más de este sexto día que será el primero de 48 interminables horas. Continúa leyendo “…algo más que un buen café”

Anuncios