… solo será un beso Parte II.

El pescador y la sirena. Frederick Leighton
El pescador y la sirena. Frederick Leighton

Hoy el beso no ha podido ocultarse, no ha querido privarte de sus ansias y se ha rendido a las ganas que envalentonan, que te hacen atreverte y enfrentar los miedos. Hoy, por solo unos segundos, ha llegado sin antifaz que lo disimule, sin palabrerías que te despisten y sobre todo sin la incertidumbre de si podrás imaginarlo.

Esta tarde se ha llenado de valor o quizás no ha podido soportar el miedo de perderse de ti por sus temores. No sé si coraje o temor, quizás solo se aprovechó de ti, de mí, solo vio la oportunidad de ser egoísta y pensar en él más que en nosotros. Es posible que solamente fuera su egoísmo lo que lo lanzó hacia tu boca. Continúa leyendo “… solo será un beso Parte II.”

Solo será un beso

En la cama. Henri de Toulouse-Lautrec
En la cama. Henri de Toulouse-Lautrec

Por momentos me alegro que creas que es solo una sonrisa, un juego o una puyita. Solo a veces estoy más tranquilo si piensas que es una simple mirada atenta, que descubre que has cambiado tu peinado o tu maquillaje. Por momentos cambio de idea y quiero decirlo, dártelo, si al final solo será un beso, pero lo lanzo muy encubierto por si las moscas.

No sabré donde ha quedado, no repararás en lo que ha intentado, pero disfrazado de guiño llevaba la intención de rozar tu cuello, acariciar tu oído y humedecer tu nuca, en complicidad con una pausada respiración que absorbiera el aroma de tus cabellos. Pero no me conformo con el ocultismo, no tiene gracia que no sepas que realmente ha sido un inofensivo beso. Continúa leyendo “Solo será un beso”